Obra › Novela Una tumba en el aire

Una tumba en el aire

Galaxia Gutenberg, 2019

A la venta el próximo 6 de febrero

 

 

La noche del 24 de marzo de 1973, tres jóvenes españoles, Humberto, Fernando y Jorge, cruzaron la frontera francesa para ir a Biarritz a ver El último tango en París, entonces prohibida en la España franquista.

Esa noche entraron en una discoteca y allí los esperaba un cruel destino. Confundidos por policías por un grupo de miembros de ETA, fueron secuestrados, torturados y asesinados. Nunca más se supo de ellos. Sus cuerpos nunca aparecieron.

Esta novela narra, con escrupulosa verosimilitud, la historia de aquel fatídico encuentro y las vidas truncadas de aquellos jóvenes y las de sus verdugos, a la vez que muestra la atmósfera social y política que se respiraba en 1973 en el sur de Francia, donde los terroristas, considerados gudaris de una quimera revolucionaria, se preparaban para intervenir sangrientamente en contra de la dictadura franquista en España.

Durante todos estos años, ha habido una sola versión, pero solo ahora, después de una nueva interpretación de las lagunas existentes, se ha llegado a dar un relato cercano a lo que realmente ocurrió.

Una novela en la tradición de Truman Capote y Graham Greene. Una tumba en el aire es una magistral pieza literaria que deja al lector estremecido. Adolfo García Ortega no rehúye la justicia ni la ternura y abre la puerta a una posible verdad sobre unos hechos nunca aclarados.

  El autor ha hablado con todo tipo de personas relacionadas con la época y los hechos: abogados, etarras, exetarras, políticos, campesinos, periodistas, familiares, espías y exespías, víctimas y asesinos. De todo ello ha surgido esta novela que supone la quintaesencia de lo que son los terrorismos, en todo tiempo y lugar: la inocencia asesinada. Aquellos tres jóvenes entraron en aquella discoteca sin saber que entraban en la antesala de la muerte.

 

“Cuando supe de este crimen, lo que me conmovió fue el olvido en que habían caído aquellos tres jóvenes  y el abandono en que estaban para la historia, como en un limbo moral y político. Inmediatamente quise averiguar todo lo que hubiera sobre los hechos y sé que, también inmediatamente, en mi cabeza comenzó a fraguarse una novela de personajes reales –porque es lo que soy, novelista- que restituyera su memoria y supusiera, aunque solo mediante la ficción, un acto de justicia. Después de haber pedido permiso a los familiares de los tres jóvenes asesinados, sin cuyo apoyo no me habría atrevido a escribir ni una línea, pasé dos años investigando en el sur de Francia y en el País Vasco hasta poder fraguar una versión verosímil de lo que ocurrió, por qué ocurrió y quiénes fueron los protagonistas de los hechos, sus vidas, sus anhelos y sus obsesiones. El resultado de esa investigación y de su conversión en literatura es esta novela, la más intensa que he escrito y la más arriesgada. Al final, cuando la acabé, tuve la sensación de haber sacado a Fernando, Humberto y Jorge del olvido y de que ellos mismos guiaron mi escritura.” Adolfo García Ortega

 

 

Portada'Una tumba en el aire'
 

© 2008 Adolfo García-Ortega  Todos los derechos reservados